Esta crema la probé hace quince años en la boda de una amiga. Me gustó tanto que me hice con la receta y desde entonces es un icono de mi cocina. Una de las cosas que más disfruto es llegar a casa tras una calurosa tarde de verano y tomarme un tazón de vichyssoise ¡Me sabe a gloria!

Ingredientes para 4 personas:

  • Aceite de oliva “virgen extra”, 1 cucharada
  • Caldo de pollo, 1/2 litro (500 ml)
  • Cebolla, 1
  • Mantequilla, 60 gr
  • Nata “especial cocina”, 200 ml (un brick)
  • Nuez moscada, cantidad al gusto
  • Puerros, 4
  • Patatas, 2
  • Pimienta negra, cantidad al gusto
  • Sal fina, cantidad al gusto

Utensilios:

  • Batidora eléctrica
  • Cacerola con su tapadera
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo grande y afilado
  • Tabla de cocina para cortar

Elaboración:

Comienza cortando la parte terrosa de los puerros, hazles un corte longitudinal, enjuágalos bajo el chorro del agua fría del grifo y córtalos en dados pequeños.




Seguidamente pela las patatas y la cebolla. Corta ambos ingredientes en dados pequeños.




A continuación pon la mantequilla y la cucharada de aceite en una cacerola; caliéntalo a fuego medio-alto, nº 7 de la placa vitrocerámica.


Cuando la mantequilla esté derretida echa los puerros, la cebolla y las patatas; rehoga las hortalizas durante 12 minutos, removiéndolas de vez en cuando con tu cuchara de madera.

Transcurrido el tiempo vierte el caldo de pollo y déjalo cocer a fuego medio durante 20 minutos.




Tras esto, aparta la cacerola del fuego y tritura el contenido hasta conseguir una crema fina.


Después pasa la crema por un chino.




Tras esto prueba y rectifica de sal fina, añade un poco de pimienta negra molida y guarda la crema en un tupper.

Seguidamente enfría la crema durante 4 horas en la nevera.

Antes de consumirla echa la nata y remueve bien para integrarla.


Tras esto sirve en los cuencos y espolvoréala con un poco de nuez moscada molida.
¡Fácil y deliciosa!

“La decepción no mata, enseña”

Sandra Barrera FernándezSandra Barrera Fernández
eldelantalrojo

Sandra Barrera Fernandez
Esta crema la probé hace quince años en la boda de una amiga. Me gustó tanto que me hice con la receta y desde entonces es un icono de mi cocina. Una de las cosas que más disfruto es llegar a casa tras una calurosa tarde de verano y...