Compré una bandeja de un kilo y medio de carne picada y elaboré las albóndigas al curry tal como detallo en la receta. Una vez hechas, las dividí en tres partes, dos de las partes las congelé y la otra parte nos la comimos con patatas guisadas. Espero que os sirva este apunte.


Ingredientes para 51/56 albóndigas (según tamaño):

Para las albóndigas:


  • Ajo en polvo, 1 cucharadita colmada
  • Carne picada de pavo, 1 kg y medio
  • Huevos tamaño mediano, 3
  • Leche entera, una tacita pequeña
  • Nuez moscada, 1 cucharadita rasa
  • Pan del día anterior, 150 gr
  • Sal fina, 2 cucharaditas y 1/2 (las cucharaditas rasas)

Para freír las albóndigas:

  • Aceite de girasol, el suficiente para llenar la mitad de una sartén grande
  • Harina de trigo, la cantidad que se precise

Para la salsa:

  • Aceite de oliva, 6 cucharadas
  • Agua, 3 litros
  • Caldo de pollo, 2 pastillas
  • Cebolla de tamaño grande, 3
  • Curry, 3/4 cucharaditas (según te guste más o menos fuerte de sabor)
  • Pimienta negra molida, 1 cucharadita
  • Sal fina, cantidad al gusto

Para el guiso (4 personas):

  • Patatas, 6/8 (según tamaño)

Utensilios:

  • Batidora eléctrica
  • Bol grande
  • Cacerola grande
  • Cuchara de madera
  • Cuchillo grande y afilado de cocina
  • Espumadera
  • Papel de cocina
  • Sartén grande y honda
  • Tabla de cocina para cortar


Elaboración:


En un bol mezcla la carne picada con los huevos (crudos), el pan del día anterior previamente remojado en leche, el ajo en polvo, la nuez moscada y la sal fina.

Cuando lo tengas todo bien mezclado, haz albóndigas del tamaño que desees, pero procura que sean todas de la misma proporción, así se cocinaran todas por igual.

Cuando tengas las albóndigas formadas pásalas por harina y resérvalas.

Seguidamente vierte el aceite de girasol en una sartén grande y profunda y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 8 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa las albóndigas por tandas y fríelas durante tres minutos  aproximadamente (deben quedar ligeramente doradas).
Transcurrido el tiempo retira las albóndigas de la sartén y colócalas en un plato llano cubierto de papel de cocina para eliminar la grasa sobrante. 

Repite la operación hasta freír todas las albóndigas. Tras esto resérvalas.

Para realizar la salsa:

Comienza pelando y picando en dados pequeños las cebollas.

Seguidamente vierte el aceite de oliva en la sartén y caliéntalo a fuego medio, nº 5 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente añade las cebollas picadas junto a una poquita de sal; remueve con tu cuchara de madera, tapa la cacerola y déjala que se cocine por espacio de 20 minutos o hasta que estén tiernas y transparente.
Transcurrido el tiempo destapa la cacerola, echa los tres litros de agua y tritura hasta obtener una salsa lisa.

Seguidamente echa las albóndigas reservadas, la pimienta negra molida, el curry y las pastillas de caldo. Remueve.

Tras esto deja cocer las albóndigas a fuego medio, nº 6 de la placa vitrocerámica por espacio de 20 minutos.

Transcurrido el tiempo ya tienes las albóndigas al curry listas para consumir. Se pueden tomar con arroz hervido o patatas fritas.

Para el guiso de patatas:

Para el guiso de patatas, pela y corta en trozos grandes dos patatas por comensal y añade las patatas a la cacerola junto con las albóndigas,  el curry, la pimienta negra y las pastillas de caldo. En este caso debes dejar cocer el guiso por espacio de 35 minutos o hasta que las patatas estén tiernas. Durante la cocción prueba y rectifica de sal.

Las albóndigas en salsa se pueden congelar. El guiso de patatas con albóndigas hay que comerlo enseguida, no se puede congelar.

Espero que os guste.


“La felicidad no la encontramos fuera de nosotros, sino dentro de nosotros y nace de la paz y el orden interno y no del desorden de nuestra mente y nuestros pensamientos”.

Sandra Barrera FernándezSandra Barrera Fernández
eldelantalrojo

Sandra Barrera FernandezRecetas caseras
Compré una bandeja de un kilo y medio de carne picada y elaboré las albóndigas al curry tal como detallo en la receta. Una vez hechas, las dividí en tres partes, dos de las partes las congelé y la otra parte nos la comimos con patatas guisadas. Espero que...