He encontrado una solución para aprovechar los plátanos que se quedan demasiado maduros…¡Y, vaya solución, ya estamos deseando encontrarnos otra vez plátanos negros en la nevera, jajajajajaja! ????


Ingredientes para 4 personas:

  • Aceite de girasol, el suficiente para cubrir el fondo de una sartén de tamaño mediana o pequeña
  • Azúcar blanquilla, 4 cucharadas rasas
  • Azúcar glass, cantidad al gusto (para espolvorear)
  • Canela en polvo, 1/2 cucharadita rasa
  • Harina de trigo, 5 cucharadas colmadas
  • Huevos de tamaño grande (L), 2
  • Levadura química (polvos de hornear), 1 sobre
  • Plátanos bien maduros, 3
  • Sal gruesa, una pizca (lo que te quepa entre dos dedos)

*Estos buñuelos están riquísimos acompañados de salsa de chocolate. 

Utensilios:

  • Bol grande, 2
  • Bol pequeño
  • Cuchara sopera, te servirá para medir la harina y el azúcar
  • Cucharilla de postre, te servirá para medir la canela
  • Espumadera
  • Papel de cocina
  • Sartén pequeña o mediana. No sirve una grande porque los buñuelos se queman enseguida y no te daría tiempo a llenar la sartén.
  • Tenedor o algo similar para aplastar los plátanos

Elaboración:

Comienza pelando los plátanos y échalos en un bol grande.

Seguidamente aplasta los plátanos con un tenedor.

A continuación casca los huevos y échalos en el bol pequeño. Tras esto, bátelos.

Después echa los huevos batidos sobre los plátanos machacados, añade también el azúcar, la pizca de sal y la canela en polvo.

En otro bol, mezcla la harina con la levadura y añádelo también a la mezcla; Mezcla bien todos los ingredientes.

Tras esto vierte el aceite de girasol en la sartén y caliéntalo a fuego medio-alto, nº 8 de la placa vitrocerámica.

Cuando el aceite esté caliente echa cucharadas soperas de masa y fríelas en pequeñas tandas hasta que el buñuelo se hinche y se ponga dorado. Se hace en cuestión de segundos ¡así que no los perdáis de vista!

Cuando los buñuelos estén dorados sácalos de la sartén y déjalos escurrir sobre un plato cubierto de papel de cocina para eliminar la grasa sobrante.

Sirve caliente o templado, espolvoreado de azúcar glass y/o salsa de chocolate (la venden ya hecha).

Buenísimos.


“La cólera es una ráfaga de viento,
que apaga la lampara de la inteligencia”.- Robert Ingersoll

Sandra Barrera FernándezSandra Barrera Fernández
eldelantalrojo

Sandra Barrera FernandezRecetas caseras
He encontrado una solución para aprovechar los plátanos que se quedan demasiado maduros...¡Y, vaya solución, ya estamos deseando encontrarnos otra vez plátanos negros en la nevera, jajajajajaja! ????Ingredientes para 4 personas:Aceite de girasol, el suficiente para cubrir el fondo de una sartén de tamaño mediana o pequeñaAzúcar blanquilla, 4...